MENSAJE POR EL DÍA INTERAMERICANO DEL AGUA

La historia inicia cuando en 1992, ante la urgencia de sensibilizar a la población americana sobre la fundamental importancia del agua para nuestras vidas, tres organizaciones: la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (AIIS) y la Asociación Caribeña de Agua y Aguas Residuales (CWWA), firmaron la Declaración del día Interamericano del Agua en el XXIII Congreso Interamericano de AIDIS, realizado en La Habana, Cuba. Por ello, en el año 1993 se celebró por primera vez el Día Interamericano del Agua y se sigue celebrando anualmente cada primer sábado de octubre. Sin embargo, este día se celebra no sólo para sensibilizar a la población sobre la conservación del agua, sino que también se trata de alertar a los gobiernos sobre la necesidad de mejorar el suministro de agua potable, el cual en la realidad de muchas regiones aún no es un tema prioritario cuando ya debería serlo.

Pero no basta sólo con tener el suministro de agua, pues si finalmente no hacemos uso adecuado del servicio, es como si no contáramos con él, lo cual repercutiría en la salud de las poblaciones: de nada nos sirve contar con agua si no practicamos una adecuada higiene, el lavado de manos con agua y jabón, o si la manipulamos mal y finalmente la terminamos contaminando, lo cual generaría enfermedades en nuestra propia familia, o más aún, si teniendo el servicio no lo valoramos, dejamos los caños abiertos, instalaciones en mal estado e inclusive prestándole escasa atención a nuestros servicios higiénicos, los cuales siempre deberían estar presentables y limpios, por ser el núcleo higiénico del hogar.

Por ello, aprovechando esta fecha tan importante, nos dirigimos a ti que eres una de las millones de personas que vive en este planeta y que necesitas del agua para vivir: El agua puede parecer abundante ahora, pero si no tomamos las medidas adecuadas para su conservación en la naturaleza y en el hogar, éste vital elemento desaparecerá… y ya se nos está haciendo tarde. Quizás no nos llegue a afectar a los que en unas décadas ya no estemos presentes, aunque eso no signifique que no nos deba interesar, pues la niñez de ahora y la niñez del futuro sufrirán la escasez del agua en nuestro continente; SI, en nuestro continente, el continente que en estos mismos momentos tiene más agua que población… pero en el resto del planeta, la historia es contada desde el otro punto de vista: más población y menos agua, más racionamiento y más contaminación. Ellos pueden  tener los recursos y la cultura de ahorro del agua, pero no pueden fabricarla, nosotros tenemos el agua y no le queremos destinar nuestros recursos económicos, o cuando finalmente invertimos en agua y saneamiento, lo dejamos como “una obra más” y no nos preocupamos sobre si la población la usa o no, si tiene una cultura de higiene y ahorro o no, porque simplemente hemos dejado a un lado la educación a la población.
Este es un llamado de atención a personas naturales, gobiernos, organismos no gubernamentales y grupos privados. Ya basta de mirar a través de la ventana y esperar a que “alguien” se haga cargo, porque en realidad todos necesitamos el agua para vivir. Es necesario unir esfuerzos para concretar grandes proyectos en torno a la conservación, abastecimiento y cultura del agua, que este sea el día en que se originen las ideas y mañana todos juntos las llevaremos a la práctica.  

Comentarios